Reflexiones





El Caballo y el Cerdo

El Caballo y el Cerdo


Un hacendado coleccionaba caballos y solo le faltaba una determinada raza.

Un día se dio cuenta que su vecino tenia este determinado caballo. Así que trato día tras día de convencer a su vecino de que se lo vendiera, hasta que lo logro.

Un mes después el caballo enfermó y el nuevo dueño llamó al veterinario, quien le dijo: "Bien, su caballo tiene un virus y es necesario que tome este medicamento por tres días consecutivos; luego de los tres días veremos si ha mejorado; si no lo ha hecho, entonces no queda mas remedio que sacrificarlo".

En ese mismo momento el puerco escuchaba la conversación. El puerco se acerco al caballo enfermo y le dijo: "¡Fuerza, amigo! ¡¡Levántate de ahí, si no vas a ser sacrificado!!".

Al segundo día le dieron nuevamente el medicamento al caballo y se fueron. El puerco se acerco y le dijo "¡Vamos, mi gran amigo! ¡¡¡Levántate, si no vas a morir...!!! Vamos, yo te ayudo!"

Al tercer día le dieron el medicamento y el veterinario dijo: Probablemente vamos a tener que sacrificarlo mañana, porque puede contagiarle el virus a los demás caballos".

Cuando se fueron el puerco se acerco y le dijo al caballo: ¡¡¡Vamos, amigo, es ahora o nunca!!!, ánimo... Fuerza... Yo te ayudo. Vamos... Un, dos, tres... Despacio... ya casi... Eso, eso... Ahora corre despacio... Más rápido...¡fantástico!...Corre, Corre...¡¡¡Venciste, campeón!!!..."

En eso llega el dueño del caballo y ve al caballo corriendo y Dice:

¡¡¡"Milagro!!! ¡El caballo mejoró!... ¡¡¡Hay que hacer una fiesta!!!. ¡¡¡Vamos a matar al puerco para festejarlo!!!"...

MORALEJA:

Esto acontece con frecuencia en el ambiente de trabajo y en nuestra vida: no siempre se percibe quien es el que realmente tiene los meritos por el éxito.

Saber vivir y ser reconocidos es un arte... Y no todos somos artistas. Si algún día alguien te dice que no eres un Profesional, acuérdate que....

Aicionados construyeron el Arca de Noe, y profecionales el Titanic.... ¿Cual de los dos se hundió?